Goli Otok – La isla desnuda

En 1948, sólo tres años después de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial y en la víspera de la guerra fría, el mariscal Tito, el líder supremo de la República Popular Federativa de Yugoslavia tomó un fuerte giro político  alejandose del comunismo de línea dura, cortando sus lazos con Josef Stalin y la Unión Soviética y dio paso a su país a una era de apertura difernciandose del resto de los países comunistas que permanecían ocultos detrás de la cortina de hierro.

Liberal como era, el régimen comunista de Yugoslavia seguía siendo un régimen autoritario, y Goli Otok era su prisión más famosa, sin duda, el único y verdadero gulag (prisión para los que se oponían al comunismo de Tito). Este islote estéril, casi totalmente desprovisto de vegetación fue originalmente utilizado como prisión por las autoridades austro-húngaras durante la Primera Guerra Mundial como un lugar de internamiento de los prisioneros de guerra rusos.Los mismos edificios fueron utilizados por los austro-húngaros, luego por los nazis, y a continuación, por los comunistas como cárceles, quienes convirtieron a Goli Otok en una prisión de máxima seguridad. La mayoría de los presos eran comunistas stalinistas, personas que permanecieron leales a la Unión Soviética, intelectuales o cuasi-intelectuales, pero tambien criminales del Estado y delincuentes.

El objetivo declarado de la prisión era  el de una “corrección moral o re educación” de los presos, un proceso que tomó la forma de trabajos forzados en canteras, llevado a cabo en el duro clima de la isla rocosa, sin sombra en verano y bura (un gélido viento frío característico del Adriático) en invierno. Además de la tortura mental realizado por los guardias, así como la tortura física llevada a cabo en el campo.

La existencia de Goli Otok posiblemente descalificaría a Tito de cualquier esperanza seria de ganar el premio Nobel de la Paz a pesar de sus esfuerzos a través del movimiento de no alineación y numerosas misiones diplomáticas en todo el tercer mundo.

Con la muerte de Stalin las relaciones entre la URSS y Yugoslavia mejoraron. La prisión de Goli Otok fue transferida de la jurisdicción federal a los gobiernos locales de Croacia.La necesidad de una prisión especial para los disidentes políticos desaparecieron, sin embargo, las instalaciones se mantuvieron en uso como cárceles ordinarias. Finalmente Goli Otok cerró en 1988. Hoy en día, la memoria de Goli Otok permanece profundamente arraigada en la mente de las generaciones que crecieron en la Yugoslavia comunista.

La mayoría de los edificios de la isla están actualmente deteriorados. Una especial atención que merece el detalle para cualquier visitante son los numerosos muros propagandístas esparcidos en las paredes de los edificios.

Goli Otok nunca fue pensado como un campo de exterminio. La gran mayoría de los presos sobrevivieron. Muchos de los sobrevivientes se dedicaron a escribir las memorias sobre sus experiencias en la isla, y publicarlas tras la muerte de Tito. La historia de este campo de concentración comunista se hizo cada vez más popular en los años 1980 y 1990 cuando Yugoslavia se desmoronó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s